Sobre mí

Mi nombre es Eduardo Torres Astigueta. Nací y crecí en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. En 1992 comencé a leer sobre filosofía oriental, en busca de respuestas a una realidad que consideraba muy difícil. En el primer libro que leí, había una frase que decía:

“Si quieres cambiar tu realidad, cambia tu interior”.

Así fue como comencé a tomar clases de Yoga y a interesarme en la meditación, ya que entendía que en esta última encontraría las respuestas que estaba buscando. Si bien avanzaba con el Yoga, las distintas formas de meditación que iba conociendo parecían no estar hechas para mí. Probé con visualizaciones, meditaciones guiadas, mantras y lo único que sentía era que mi mente no paraba ni un minuto, estaba incómodo con la postura y la pasaba bastante mal.

Entonces pensé en ir a la fuente y renunciando a mi trabajo, me fui a India. Allí estuve dos meses viviendo en Ashrams, conociendo a distintos maestros, pero seguía sin encontrar una técnica de meditación que sintiera que fuera para mí. Faltando una semana para que mi pasaje se venciera y tuviese que volver a Argentina, decidí viajar a Tailandia y probar allí. Aquel era un país Budista, lleno de monasterios, donde seguramente encontraría a alguien que me enseñara a meditar. Pasé dos días en Bangkok recorriendo templos sin suerte y entonces decidí pasar mis últimos tres días en otra ciudad. Así llegué a Chiang Mai, en donde encontré un Monasterio donde enseñaban Meditación Vipassana, algo de lo cual nada sabía hasta ese momento. Allí me recibió quien es hoy mi Maestro Kun Thanat Chindaporn y me ofreció tomar un retiro (basic course) de 26 días. Cuando le dije que sólo tenía dos, me sugirió que dos días eran mejor que nada y que me esperaba a las 4 am del día siguiente para comenzar el curso. Y así fue como, en la tarde del segundo día, decidí quedarme hasta el final, sin saber si iba a poder terminarlo por lo difícil, pero había tomado la determinación de poner todo mi esfuerzo en lograrlo. Finalmente pude terminarlo y supe, en ese momento, que ese sería mi camino a recorrer.

Kun Thanat me propuso volver a aprender más, para poder enseñar en Argentina y así lo hice. Seis meses después estaba junto a mi maestro asistiéndolo en varios retiros en México y Puerto Rico y luego volví a Tailandia en donde pasaría un largo tiempo en el Monasterio tomando retiros y asistiendo a mi maestro.

En 1995 volví a Buenos Aires y desde entonces me dedico a la enseñanza del Dhamma y la Meditación Vipassana. Así fundé Vipassana Buenos Aires, una organización sin fines de lucro que se dedica a organizar retiros, talleres y clases.

En 2013, luego de veinte años de práctica, fui reconocido por Ajahn Tong Sirimangalo, Abad de Chom Tong y Director Religioso de de la región norte de Thailandia, certificándome como instructor de Meditación de introspección Vipassana y Budismo.